Falta de educación de calidad en zonas rurales del Perú a raíz del covid-19.


Comunidad campesina de Ccasacunca Anta- Cusco.


A partir de la llegada del covid-19, el 16 de marzo del 2020, el Presidente de la República Martin Vizcarra, declaró al país en Estado de Emergencia; desde entonces la rutina de todos los peruanos cambió por la consigna “Quédate en casa”. Inconvenientemente esta situación dejó en descubierto las deficiencias que veníamos arrastrando en el sector salud y también en uno de los pilares más importantes del desarrollo del País, “La Educación”. Debido a la ampliación del Estado de emergencia, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) y el Ministerio de Educación (MINEDU) mediante Resolución N° 039-2020-SUNEDU-CD, autorizaron a los colegios, universidades y demás instituciones educativas a iniciar sus actividades académicas mediante mecanismos remotos (SUNEDU, 2020) [1]. Sin embargo, los estudiantes de colegios y universidades rurales, a causa de problemas de acceso a una señal o a internet, han enfrentado dificultades a la hora de utilizar estos mecanismos (El País, 2020) [2]. En el siguiente cuadro realizado por IPSOS PERÚ se muestra que el 20.5% de la población del Perú vive en zonas rurales, cifra que es preocupante pues es necesario que el Gobierno Peruano garantice una educación de calidad, en especial a los que viven en zonas vulnerables (Ipsos Perú, 2020) [3].


Fuente: IPSOS PERÚ 2020

Para estudiantes escolares, el Gobierno ha presentado a través de la Resolución Viceministerial No. 088-2020 el programa “Aprendo en casa” que consiste en media hora de clases al día mediante algún dispositivo electrónico o medio de comunicación (MINEDU, 2020) [4]. No obstante, conforme es mencionado en el artículo periodístico “Educación pública en crisis” de El Comercio, para niños que viven en zonas rurales, este programa tiene muchas barreras. Por un lado, la mayoría de ellos no cuentan con ningún dispositivo electrónico, en algunos casos comparten un smartphone con toda la familia, y en otros ni siquiera tienen la suerte de tener un televisor o radio en casa. Por ello se ha generado una gran dificultad a la hora de tomar sus clases y más aún cuando los profesores tienen que utilizar aplicativos móviles como Whatsapp para enviar audios y de esa forma ayudar a sus alumnos con los temas enseñados previamente. Por otro lado, esta programación para los alumnos de primaria ofrece los mismos contenidos para dos grados escolares, lo cual ha despertado preocupación en los padres de familia, porque se ha puesto en duda en cuanto al grado de precisión y desarrollo intelectual que cada niño necesita. Sin embargo, pese a las dificultades, las comunidades y escuelas comunales se han organizado y han puesto en práctica medidas para ayudar a los niños a no perder el año escolar (El Comercio, 2020) [5].


En cuanto a estudiantes universitarios, son las instituciones públicas las que generalmente albergan a estudiantes que viven en zonas rurales, las cuales también brindan a sus estudiantes el uso del comedor e internet gratuito dentro del campus universitario, pero debido a la pandemia algunos alumnos han tenido que dejar de estudiar o suspender sus estudios (Velazque, Valenzuela, Murillo, 2020) [6]. Esta situación afecta el cumplimiento del cuarto objetivo de desarrollo sostenible (ODS); educación de calidad; pues como lo estableció las Naciones Unidas en el 2015, el acceder y culminar una carrera universitaria, significa tener la oportunidad de mejorar su calidad de vida y salir de la pobreza (Naciones Unidas, 2015) [7]. Asi como lo expresa Ruth Mary Quispe Sencia, de la Escuela de Educación Superior Pedagógica Pukllasunchis de la ciudad del Cusco (Perú), el no contar con los medios para continuar con su educación es un gran desafío "(...) lo único que me dificulta a mí es el internet, porque la verdad es que es muy baja la internet en mi población, y también a veces se corta, y no puedo ingresar a mis clases (…)”.


Desde otro punto, el 18 de abril de 2020, el Gobierno del Perú anunció la compra de casi un millón de tablets, 203.000 baterías solares y más de medio millón de dispositivos móviles con planes de datos destinados a los estudiantes de zonas rurales, pero de acuerdo al comunicado que emitió el Ministerio de Educación el pasado 29 de julio, esta se frustró debido a varias irregularidades (El Comercio, 2020) [8]. Desde entonces, la administración pública ha preferido contratar directamente con los fabricantes. Asimismo, las administraciones regionales han colocado antenas para que los estudiantes que viven en zonas rurales puedan captar la señal de radio. Sin embargo, pese a los esfuerzos que se están realizando, alrededor de 9.911 millones de estudiantes en el Perú, según la Organización de Naciones Unidas para educación, la ciencia y la cultura (UNESCO,2020) [9], ya fueron afectados por no recibir a tiempo la ayuda necesaria.


La educación de calidad presenta muchos desafíos, en especial para aquellos jóvenes y niños que viven en zonas rurales, por lo tanto, la inversión por parte del Gobierno en materiales educativos y tecnológicos es indispensable para superar estos retos. Estas nuevas herramientas que se están implementando debido a la llegada del covid-19 y que nos permiten tener una educación a distancia es una alternativa factible para solucionar el acceso a la educación en comunidades rurales. La pandemia marcará un antes y después en la educación de nuestro país, tenemos que identificar los errores que tuvimos en el pasado y los que intensificó el coronavirus para poder trabajar en ellos.


REFERENCIAS:

[1] Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria. (2020, 27 marzo). RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DIRECTIVO N° 039-2020-SUNEDU-CD. El Peruano. https://busquedas.elperuano.pe/download/url/aprueban-los-criterios-para-la-supervision-de-la-adaptacion-resolucion-n-039-2020-sunedu-cd-1865206-1.

[2] JACQUELINE FOWKS. (2020). La educación perdida de las regiones rurales de Perú. 30 Septiembre 2020, de El Pais Internacional Sitio web: https://elpais.com/internacional/2020-08-01/la-educacion-perdida-de-las-regiones-rurales-de-peru.html

[3] E.P. (2020a). Distribución de Habitantes según Área de residencia 2020. Marketing Data - IPSOS Sitio web: https://marketingdata.ipsos.pe/login

[4] M. .d.e. .E. (2020, 2 abril). Resolución Viceministerial No. 088-2020. MINEDU. https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/574993/RVM_N__088-2020-MINEDU.pdf.

[5] Loyola, D. (2020). Educación Pública en Crisis. El comercio Sitio web: https://especiales.elcomercio.pe/?q=especiales/educación-pública-en-crisis-ecpm/index.html.

[6] Valenzuela Huamán:, C. J., & Murillo Salazar, F. (2020). Pandemia COVID-19: Repercusiones en la educación universitaria. ODONTOLOGÍA SANMARQUINA, 203-205:https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/odont/article/view/17766.

[7] La Asamblea General adopta la Agenda 2030 para el. (2015, 25 septiembre). Desarrollo Sostenible.https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/.


[8] Mendieta, R. A. (2020, 29 julio). Minedu cancela adquisición de más de un millón de tabletas. El Comercio Perú. https://elcomercio.pe/peru/minedu-cancela-adquisicion-de-mas-de-un-millon-de-tabletas-pandemia-tablets-brecha-digital-noticia/?ref=ecr.

[9] Roca Limache, C., & Ortiz, L. (s. f.). Impacto del COVID-19 en los problemas sociales en contextos Urbanos y Rurales del Perú. Centrum Think PUCP. Recuperado 30 de septiembre de 2020, de https://centrumthink.pucp.edu.pe/impacto-del-covid-19-en-los-problemas-sociales-en-contextos-urbanos-y-rurales-del-peru.