top of page

Tres pilares de la sociedad peruana ante la crisis sociopolítica

Por: Juan Diego Linares Jaime y Victor Eduardo Galicia Pereira


En este artículo se realiza un análisis muy breve de los efectos que tiene la crisis sociopolítica que vive el Perú en tres pilares importantes de la sociedad: la economía, la salud y la educación. A pesar que son considerados problemas actuales, el país viene arrastrándolos desde hace mucho tiempo, incluso aunque gocemos - en cierta medida - de una fortaleza institucional en lo económico, la salud y la educación están descuidados.


¿La crisis está afectando a la economía del país?


Ante el contexto político agitado e incierto que vive el país, es natural preguntarse cuáles serán las repercusiones económicas que traerá, si es que no las ha tenido ya. Dados los bloqueos y las revueltas que se han generado, el movimiento económico se ha estancado. Una primera respuesta ha sido el alza en los costos, tanto en términos de crecimiento como de desarrollo económico. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), al 23 de enero, estimó que el costo de las protestas es de 2.150 millones de soles (RPP, 2023). Según lo mencionado por el titular del MEF, Alex Contreras, la causa de la mayoría de las pérdidas se debe al bloqueo de carreteras en el sur del país, las cuales son fundamentales para el desempeño de las actividades mineras y turísticas (Villar, 2023). Asimismo, las regiones de Cusco, Madre de Dios y Puno no han desarrollado mayores obras y proyectos, lo cual, afecta el desarrollo tanto a nivel local como a nivel nacional (RPP, 2023; Villar, 2023). Resaltar que aquel estimado no incluye el daño a infraestructuras que, como se ha visto en diversos medios, no es menor (Villar, 2023).


Por otro lado, respecto a las repercusiones futuras, el MEF ha mantenido su proyección de crecimiento económico en un rango de entre 3,1% y 3,9%, con la expectativa de que la situación cambie; de lo contrario, se espera un crecimiento del 2%. Respecto al impacto que el contexto actual podría tener en la inflación, Contreras señaló que la inflación interanual aumentaría a más de 8.5%, lo cual, efectivamente, ha sucedido, ya que, de acuerdo con el último reporte de precios del INEI, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a nivel nacional ha aumentado a 8.87% (INEI, 2023). De esta forma, respecto al empleo, no se avizoran mayores efectos sobre la tasa de empleo a largo plazo, aunque tal vez sea aún temprano para poder dar algunas estimaciones al respecto.


No solo nuestra economía, también nuestra salud, ¿cómo le afecta los problemas sociopolíticos?


Es necesario mencionar que, el problema por el que atraviesa el Perú actualmente no sólo está vinculado con el fallido golpe de estado del expresidente Castillo, sino en un trauma mucho más profundo que viene desde años atrás, donde el país sufría a manos de la corrupción a todo nivel de gobierno y el dolor provocado por el terrorismo. Como menciona DW (2022) “la violencia policial evidencia un desprecio que oculta el odio y el racismo soterrado que se vive en el país, porque casi todos los muertos son de ascendencia andina y de origen indígena.”


Para lograr la reconciliación de todos los peruanos, los resentimientos deberán ser superados mediante la implementación de políticas gubernamentales intensivas de salud mental destinadas a combatir las grandes brechas sociales en educación, cultura y atención en salud mental comunitaria (PUCP, 2022). Con el objetivo de fortalecer una identidad nacional única, se debe tratar grandes problemas sociales como el racismo, la estigmatización, la inequidad social, entre otros, que constituyen la base patológica del Perú fragmentado y tercermundista. Un Perú más unido y reflexivo es lo que necesitan todos los peruanos.


Es el turno de la educación, ¿qué tan vulnerable es a la crisis política?


Como si el cachetazo del COVID, que hizo retroceder la educación peruana en 10 años (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [UNICEF], 2022), no fuera suficiente, nos enfrentamos desde hace años a una “pataleta” de políticos que no se ponen de acuerdo y cuidan intereses particulares.


La ex ministra de educación Marilú Martens (2022) menciona que la crisis política no permite el avance de la educación porque cada ministro (de educación) no dura ni un año en el cargo y el siguiente que ingresa lo hace con otro plan y cuando ingresa un nuevo presidente, pasa lo mismo; al final es como empezar de cero sin un norte definido. Además, los avances que se proponen para mejorar la educación muchas veces son contrariados por otros que priorizan intereses particulares. Tiene sentido para los políticos, mas no para el resto de peruanos.


Por otro lado, el curso teórico de Educación Cívica, el cual debería ser el curso más importante dada la coyuntura ya explicada, difiere diametralmente con la práctica. Es decir, los estudiantes saben qué es malo y bueno en una sociedad, pero finalmente es a esa misma sociedad a la que se deben acoplar. ¡Excelente! póngale una nota de veinte (20) en el curso de cívica y cero (0) en cívica aplicada. Y es que esto no tiene que ver con educación (no mucho al menos), ni con tiempo y ni siquiera con que uno sea de izquierda o de derecha, sino con sentido común.


Después de tantas cosas malas, ¿habrá algo positivo de esto?


Si se puede decir, estas crisis políticas que conlleva a luchas sociales, por lo general, termina en retroceso para el país; sin embargo, también es un jalón de orejas para los gobiernos que después suelen poner foco en la población que inicia estas luchas. Esto se demuestra en el aumento de los programas sociales y proyectos que benefician a la gente de las zonas donde se dan las paralizaciones, y que debido a que sienten que son olvidados, suelen ser más manipulables, y no por eso, culpables.


Reflexiones finales


El Perú sufre y estamos haciendo poco para sanarlo. Los mayores responsables de arreglar las cosas, los políticos, pelean sin cesar motivados más por intereses propios que colectivos. Gozamos de una economía con “fugas” por todos lados ya que diariamente desaparece dinero producto de la corrupción, que a simple vista parece imperceptible, pero a largo plazo se sentirán las consecuencias. De hecho, ya se sienten. El odio y el resentimiento no llevarán a nada bueno, pues esos sentimientos descontrolados terminan manifestándose en violencia y. en separación, un círculo vicioso de no acabar. Por otro lado, un modelo educativo con acciones prácticas y reales es importante para llegar a la reflexión y obtener nuevos resultados, pero el Estado no lo fomenta (ni mucho menos implementa). Los peruanos no pueden desarrollar sus habilidades a través del actual modelo de enseñanza. Un país no puede desarrollarse sólo a base de economía, se necesita más que eso por parte de los gobiernos y los ciudadanos, y que ahora al menos, no alcanza.


Fuentes de información


Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. (2022, 24 de mayo). UNICEF advierte que el

Perú vive una crisis educativa sin precedentes y hace un llamado a priorizar a nuestras niñas, niños y adolescentes. [Nota de prensa]. https://www.unicef.org/peru/comunicados-prensa/unicef-advierte-que-el-peru-vive-una-crisis-educativa-sin-precedentes-llamado-priorizar-ninas-ninos-adolescentes


Instituto Nacional de Estadística e Informática (2023). Variación de los indicadores de precios


Nizama, M. (23 de enero de 2023). Salud mental en tiempos de protestas sociales.


Redacción República Sostenible (14 de setiembre de 2022). Perú Sostenible: Sin educación


Redacción RPP (24 de enero de 2023). MEF: El Perú ya perdió S/ 2,150 millones debido a

Traeder, V. (10 de enero de 2023). La violencia policial en Perú evidencia "desprecio y


Villar, P. (24 de enero de 2023). Crisis en Perú: Costo de protestas sube a US$554 millones;



Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page