top of page

Energía Sostenible y Democracia: Un análisis de los avances del ODS 7 en Perú

Por: Esteban Cabera @estbn.sc y Micaela Cossio @micacossio02


En el más reciente reporte del Índice de Democracia de The Economist (2023), Perú ha pasado de ser una democracia deficiente a un régimen híbrido. Esta nueva clasificación ha sido resultado de toda una serie de eventos políticos y sociales que nos han demostrado que, sin una adecuada participación ciudadana, no podemos dar por asegurada nuestra democracia.


El conseguir un Estado plenamente democrático, que permita el desarrollo de una sociedad más justa y equitativa para todos, es una ardua tarea. No obstante, una forma de medirlo es mediante nuestros avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos son los 17 objetivos establecidos por las Naciones Unidas como parte de la Agenda 2030, con el fin de abordar los principales desafíos que afectan a los países del mundo.


En particular, un ODS que consideramos preocupante es el ODS 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna. El acceso a energía, pese a ser considerado un derecho básico, no está garantizado para todos los peruanos y peruanas.


Existen grandes brechas, tanto a nivel urbano-rural, donde las ciudades disponen de mayor accesibilidad a recursos energéticos, como entre niveles socioeconómicos, donde los NSE A, B y C concentran gran parte del consumo energético, usualmente mediante métodos menos contaminantes y más sofisticados, mientras que los NSE D y E utilizan principalmente fuentes como leña, velas, etc (Osinergmin, 2018).


Todo ello demuestra la importancia de evaluar la ODS 7 en nuestro país, centrándonos en los avances que se han logrado y en todo aquello que falta por hacer para permitir cumplir con este objetivo para el 2030.


Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 - Energía Asequible y No Contaminante

La energía desempeña un papel crucial en la vida de las personas y el desarrollo de las naciones, sobre todo en la actualidad que vivimos, en un mundo interconectado. Debido a esto, el acceso a la energía segura y continua condiciona enormemente las posibilidades de desarrollo humano, social y económico. Como parte de la Agenda 2030, las Naciones Unidas proponen abordar los desafíos relacionados con la energía y promover un futuro sostenible a través del ODS 7.

El Objetivo de Energía Sostenible se centra en tres metas cruciales. En primer lugar, busca asegurar "el acceso universal a servicios de energía asequible, confiable y modernos" con el objetivo de promover el crecimiento económico, la educación y la salud para todos, independientemente de su ubicación geográfica o nivel de desarrollo. Segundo, el ODS 7 se compromete a "duplicar la proporción de energía renovable en la matriz energética global" para abordar el cambio climático, impulsar la innovación tecnológica y crear empleos en la industria de las energías limpias. Además, busca fomentar la "cooperación internacional en tecnología energética" reconociendo la necesidad de colaboración global en la investigación y desarrollo de tecnologías energéticas sostenibles para lograr un sistema de energía más limpio y eficiente que beneficie a las generaciones presentes y futuras. Por último, el ODS 7 destaca la importancia de la eficiencia energética y la modernización de la infraestructura energética, buscando aumentar el uso de energías renovables en lugar de los combustibles fósiles, promoviendo así una economía sostenible.


El acceso a la energía y su relación con la democracia son cuestiones de gran relevancia en el contexto peruano, especialmente en la búsqueda de cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7. En Perú, un país caracterizado por su diversidad geográfica, garantizar el acceso universal a servicios de energía asequible, confiable y modernos es esencial para promover la equidad y la participación ciudadana. La energía es un habilitador clave para el desarrollo económico y social en Perú. El acceso a una energía asequible y segura es fundamental para el funcionamiento de las comunidades rurales y urbanas, así como para el acceso a servicios básicos como la educación y la salud. La falta de acceso a la energía limita el progreso y la participación de las personas en la vida pública y política, lo que socava los principios democráticos.

Además, el cumplimiento del ODS 7 en Perú implica no solo garantizar el acceso a la energía, sino también fomentar una transición energética justa. Una transición energética equitativa no solo contribuiría a reducir la brecha de desarrollo en el país, sino que también fortalecería la democracia al permitir que una mayor cantidad de ciudadanos participe activamente en la vida económica y política. De acuerdo con la iniciativa de la ONU Pacto Mundial (2023), “es fundamental impulsar una transición energética, que no solo sea sostenible, sino también sea justa, y que, por tanto, incluya instrumentos de reducción de la desigualdad y apoye a los consumidores más vulnerables para coordinar el fuerte crecimiento de la demanda energética con los objetivos climáticos globales necesarios sin dejar a nadie atrás.” Por lo tanto, se destaca la importancia de que esta transición sea sostenible y equitativa. En el contexto peruano, esto significa considerar las necesidades de las comunidades rurales y marginadas al desarrollar políticas y proyectos energéticos.


Democracia y participación ciudadana:

La participación ciudadana en la toma de decisiones sobre energía sostenible en el Perú desempeña un papel crucial en el camino hacia un futuro más limpio, económicamente próspero y sostenible. La transición energética se ha convertido en una de las principales rutas para la reactivación económica y el desarrollo sostenible del país, como destaca la cita del periódico El Comercio (2021). Sin embargo, para que esta transición sea efectiva y equitativa, es necesario que los ciudadanos sean actores activos en el proceso de toma de decisiones.

La democracia, en su esencia, implica la participación activa de la sociedad en la toma de decisiones que afectan el bienestar común. En el contexto de la búsqueda de energías limpias y sostenibles, la democracia garantiza que las decisiones energéticas reflejen las necesidades y aspiraciones de la población. Sin una adecuada participación ciudadana, la democracia no puede ser asegurada, ya que los ciudadanos no tienen la oportunidad de ejercer su derecho a influir en las políticas que afectan su calidad de vida y el entorno en el que viven.

La importancia de la equidad en la democracia es fundamental para ofrecer energía asequible y no contaminante a todos los ciudadanos. La equidad garantiza que todos, independientemente de su ubicación geográfica o nivel socioeconómico, tengan igualdad de oportunidades para acceder a fuentes de energía sostenible. Para lograr esta equidad, es esencial crear espacios de diálogo que promuevan la participación ciudadana. Estos espacios permiten que los ciudadanos se informen, expresen sus preocupaciones y contribuyan a la formulación de políticas públicas que reflejen sus intereses.

El empoderamiento y la participación activa de los ciudadanos en los procesos democráticos son elementos clave para la construcción de una sociedad justa y sostenible. Cuando los ciudadanos pueden incidir de manera efectiva en el desarrollo de políticas públicas relacionadas con la energía sostenible, se fortalece la legitimidad de las decisiones y se asegura que estas sean más efectivas y equitativas. Además, esta participación activa contribuye a una ciudadanía más informada y consciente de los desafíos y oportunidades relacionados con la transición energética.


Desafíos y oportunidades

El acceso a combustibles limpios y seguros, así como a tecnologías más modernas para la producción de energía es sumamente importante para lograr una sociedad más equitativa. La disponibilidad de servicios de energía se vuelven aún más relevantes en el contexto de pandemia, donde su falta puede convertirse en un obstáculo para la contención y prevención de enfermedades.


Por este motivo, es evidente que aún queda bastante por hacer dentro del territorio nacional. En primer lugar, el cierre de las brechas existentes, entre las áreas urbanas y rurales, entre los distintos estratos socioeconómicos y entre las regiones del país.


Una forma de alcanzar este cierre de brechas es aprovechar los recursos disponibles en las áreas menos favorecidas por el alcance energético. El gobierno debe aprovechar las ventajas naturales de las áreas rurales y los departamentos con menor consumo energético para invertir en proyectos de infraestructura que canalicen estas ventajas en beneficios para la comunidad. Así, la presencia de ríos caudalosos, de vientos fuertes y mayor cantidad de horas de sol al año en algunas regiones, puede garantizar que áreas actualmente abandonadas puedan disponer de energía sostenible y no contaminante.


Estudios de caso

Un ejemplo exitoso se puede observar dentro de Latinoamérica. Centroamérica fue, durante mucho tiempo, una región con varios países pobres, donde el acceso a servicios básicos como agua y electricidad era escaso. No obstante, en la actualidad, más de dos tercios de la energía en el subcontinente provienen de energías renovables y asequibles, según cifras del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).


¿Cómo logró una región originalmente tan pobre realizar avances tan significativos en el ODS 7? La geografía de Centroamérica, originalmente un obstáculo para su desarrollo, ha permitido que estos pequeños países desarrollen infraestructura que aproveche las atributos de su territorio para la obtención de energía. Por este motivo, en la región, gran parte de su energía proviene de hidroeléctricas, de fuentes eólicas y geotérmicas. De esta manera, han superado su dependencia del petróleo y otras fuentes contaminantes. Ello, sumado al Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de Centroamérica (4E) promovido por el gobierno de Alemania y por el SICA ha permitido que estas iniciativas se materialicen en los resultados que vemos hoy.


El ODS 7 es sumamente importante en países en vías de desarrollo como el nuestro. Este tiene como objetivo lograr el acceso a energías asequibles y limpias para toda la población, mediante el aumento de la producción de energías renovables y la cooperación internacional. Este ODS ha tenido grandes avances en algunos países en Centroamérica, los cuáles son el ejemplo de que para lograr que estos objetivos se transformen en resultados, es crucial la participación ciudadana. No es posible lograr grandes cambios sin la intervención de los propios ciudadanos y ciudadanas, dado que somos nosotros quiénes deciden qué camino tomarán nuestros gobernantes. Es fundamental que asumamos la responsabilidad y lideremos el cambio desde nuestro propio accionar.


Referencias bibliográficas:


BBC (2015). Cómo hace Costa Rica para producir toda su electricidad de manera limpia. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/03/150323_costa_rica_energia_renovable_az_ep


Economist Intelligence Unit. (2023). Democracy Index 2022. The Economist. Recuperado de https://www.eiu.com/n/campaigns/democracy-index-2022/


El Comercio (2021) Transición Energética: el camino sostenible para un Perú Bicentenario. Recuperado de https://especial.elcomercio.pe/perusostenible/transicion-energetica-el-camino-sostenible-para-un-peru-bicentenario/


Gobierno del Peru (2019). Ministra del Ambiente sostiene que Perú está comprometido con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuperado de https://www.gob.pe/institucion/minam/noticias/51323-ministra-del-ambiente-sostiene-que-peru-esta-comprometido-con-el-cumplimiento-de-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible


Naciones Unidas (2023). Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna. Recuperado de https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/energy/

LUTW (2021). Cómo está el Peru en camino a cumplir la ODS 7. Recuperado de https://lutw.org/es/la-ods7-en-el-peru/


OSINERGMIN (2018). Informe de Resultados Consumo y Usos de la Electricidad. Recuperado de https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/1414562/ERCUE%20Electricidad%202018.pdf



Peru por los ODS (2021). ODS 7: energía renovable: ¿Por qué no es priorizará en Peru? Recuperado de https://www.pods.pe/ods-7-energia-renovable-por-que-no-es-priorizada-en-peru/


Sistema de Integración Centroamericana (2018). 66% de la energía en Centroamérica es renovable. Recuperado de https://www.sica.int/consulta/Noticia.aspx?Idn=111647&idm=1


Kommentare


Post: Blog2_Post
bottom of page