La economía circular como herramienta indispensable de una gestión sostenible

Autores: Claudia Grey, Francois Guzman


2.01 billones de residuos sólidos municipales son producidos anualmente a nivel mundial, y solo el 16% del total es reciclado. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, cada persona en Latinoamérica produce aproximadamente 0.77 kg de residuos sólidos por día. La gestión de residuos sólidos en el Perú no se aleja de estas cifras alarmantes. En realidad, Perú se encuentra dentro de las últimas posiciones en lo que respecta a gestión de residuos sólidos. En el país, hay ocho departamentos (Arequipa, Moquegua, Puno, Tacna. Madre de Dios, Ucayali, Lambayeque and Tumbes) que no cuentan con un adecuado relleno sanitario; y el río Rímac, el más importante de la capital, tiene 91 puntos considerados, por el Ministerio del Ambiente (MINAM), como botaderos clandestinos, los cuales, a consecuencia de las corrientes del río, transportan toda la basura al mar.


Gran parte del problema descrito recae en el sistema actual de economía lineal que hemos adoptado como sociedad; siendo las grandes compañías quienes más producen y desechan. Por lo tanto, estas se convierten en los principales antagonistas. Una economía lineal consiste en extraer los recursos, transfórmalos e industrializarlos, usarlos y, finalmente, disponer de éstos. De esta manera, la economía circular surge como una alternativa innovadora que replantea la cadena de valor del producto y la transforma a un modelo circular. Así, presenta nuevas formas de diseñar, hacer y usar las cosas considerando los límites sostenibles. De ese mod, las compañías, en lugar de solo pensar en la producción, tienen que concentrarse en rediseñar sus productos para que tengan una vida útil más larga. Esto, consecuentemente, permitirá a las empresas ahorrar dinero, puesto que los residuos generados reingresarán a sus procesos productivos y serán reutilizados múltiples veces.


De acuerdo con la Fundación Ellen MacArthur, una organización cuya misión es acelerar la transición hacia una economía circular, fundamenta que la economía circular debe cumplir tres principios. Primero, diseñar para no generar residuos ni contaminantes, lo cual significa que la economía circular comienza desde la etapa del diseño. Desde esa etapa la compañía debe generar las condiciones adecuadas para que tanto sus recursos biológicos como tecnológicos permanezcan el mayor tiempo posible en el mercado. Segundo, promover una optimización de los rendimientos de los productos y materiales para maximizar el número de usos que se les pueden dar a éstos. Asimismo, este principio promueve la desmaterialización, de manera que, se le da mucha más importancia al servicio que al producto. Finalmente, regenerar los sistemas naturales; ya que al no existir un proceso 100% eficiente, la generación de residuos en algún punto es inevitable. Pero, si este “residuo” ha sido correctamente diseñado, es decir, que es fácil de descomponer y sus componentes pueden ser reutilizados en alguna industria, este producto no solo no hará daño al ambiente sino que será beneficioso.


Existen diversas estrategias que tanto productores como consumidores pueden incorporar en cualquiera de las fases del ciclo de vida de un producto (extracción, manufactura, distribución, ventas, uso y disposición) para promover una economía circular. Algunos de estos ejemplos incluyen:

  • Eco-innovación: hace referencia a tener la premisa de sustentabilidad en la cadena de vida del producto.

  • Eco-diseño: se incorporan criterios ambientales en el diseño del producto.

  • Simbiosis industrial: se produce cuando el residuo de una industria es el recurso de una diferente.

  • Remanufactura: se provee de nuevas actualizaciones a un producto se evita su obsolescencia.

  • Servitización: se desmaterializa un producto y se le da importancia al servicio que obtenido a partir de éste.

  • Valorización: antes de la disposición final de un residuo en un relleno sanitario se debería priorizar la recuperación de los materiales que lo componen o la recuperación de su valor energético, entre otros.

La economía circular y los ODS

Por otro lado, como plan de acción global para mitigar los efectos del cambio climático se encuentra la Agenda 2030, la cual fue firmada en el año 2015 por los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas con el fin de direccionar políticas, planes, programas y proyectos nacionales, entre otros, hacia un desarrollo sostenible a través de 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y 169 metas.


Si bien la Agenda 2030 no hace referencia a la economía circular, ambas tienen como objetivo lograr una transición hacia un nuevo modelo económico, social – donde la sociedad desarrolla nuevas actividades con una nueva actitud –, y ambiental con una gestión optima de recursos que evite la generación de residuos no aprovechables.


Al relacionar ambos temas, se puede lograr una conexión de beneficio directo de economía circular en los siguientes ODS:

  • ODS 7 (Energía asequible y no contaminante): Al priorizar el uso de energía sostenible se busca limitar la energía fósil que no es renovable ni sustentable en el tiempo.

  • ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico): Según la publicación “El empleo en un futuro de cero emisiones netas en América Latina y el Caribe” del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una economía verde podrá crear 15 millones de nuevos puestos de trabajos netos en la región.

  • ODS 9 (Industria, innovación e infraestructura): En sus dos primeras metas hace mención al desarrollo de infraestructura sostenible y a la promoción de industrias sostenibles respectivamente, para luego retomar el tema en la meta 9.4 señalando el uso eficaz de recursos.

  • ODS 12 (Producción y consumo responsable): Específicamente, la meta 12.5 demanda disminuir sustancialmente la generación de desechos para el 2030.

En consecuencia, se aprecia que la implementación de la economía circular tendría un impacto directo y positivo en la Agenda 2030, además del posible impacto indirecto en temas como la agricultura, agua y alianzas entre sectores público y privado.


¿Cómo se aplica la economía circular en el Perú?

Desde el año 2018, el Ministerio de Economía y Finanzas incluye a la economía circular mediante Decreto Supremo N° 345-2018-EF en la Política Nacional de Competitividad y Productividad, específicamente, en el objetivo prioritario 9 (OP9) que busca promover la sostenibilidad ambiental en la operación de actividades económicas. Un año después, mediante Decreto Supremo N° 237-2019-EF, se aprobó el Plan Nacional de Competitividad y Productividad 2019-2030 donde se detallan siete medidas de política para el ya mencionado OP9.


Posteriormente con Decreto Supremo N° 003-2020-Produce del Ministerio de la Producción se publicó la “Hoja de Ruta hacia una Economía Circular en el Sector Industria”, la cual consta de cuatro enfoques – producción industrial sostenible, consumo sostenible, mejoramiento y gestión de residuos, e innovación y financiamiento – que buscan brindar las condiciones para que las empresas migren progresivamente al modelo circular que optimiza recursos y procesos (Andina, 2020).


Sin embargo, en relación al MINAM – clave para atinar a la adopción de este nuevo modelo económico –, el avance hacia la economía circular presenta demoras en la consolidación de políticas nacionales actuales que definan nuestro posicionamiento respecto al cambio climático.


De momento se ha avanzado con la Ley Marco sobre Cambio Climático N° 30754 de 2018 más una modificación en mayo del presente año de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos, la cual replantea que los residuos de una actividad industrial se conciben como materia prima para la misma u otras industrias, cuestión que no figuraba anteriormente. Asimismo, el MINAM viene impulsando los Acuerdos de Producción Limpia (APL) en materia de residuos sólidos, mediante los cuales las empresas suscriben un acuerdo voluntario para mejorar sus condiciones de producción, uniendo esfuerzos y alianzas hacia una economía circular. Aunque actualmente solo 7 empresas han suscrito APL con el sector, figurando entre ellas: Natura, Coca Cola y Arca Continental Lindley, Textil Amazonas, Aceros Arequipa, Backus, y Pamolsa.


Tampoco se puede omitir el constante esfuerzo del MINAM por promocionar la economía circular en sus redes sociales a través de videos dinámicos, webinars y contenido promocional.


¿Qué es lo que está pendiente?, se preguntarán muchos de ustedes. Para empezar la “Política Nacional del Ambiente al 2030” aprobada en el 2009 necesita una actualización urgente, la suscripción del “Pacto peruano por una economía circular” – que busca ser un instrumento que fomente la inclusión de economía circular en los sectores de industria, pesca, agricultura y construcción de modo que se aplique la economía circular desde la etapa del diseño y producción en vez de enfocarse solo en reciclar los residuos ya generados –, el “Plan Nacional de Adaptación” y el “Estudio Técnico de Carbono Neutralidad” los cuales se espera estén listos para diciembre de este año puesto que ambos son la base para la actualización de la “Estrategia Nacional ante el Cambio Climático al 2050 (ENCC 2050) que será elaborado el próximo año.


Mientras tanto, a nivel local es necesario contar con “Estrategias Regionales de Cambio Climático” donde se incorpore el concepto de economía circular como eje transversal a la disminución del cambio climático y que promuevan estrategias que se adecuen a las necesidades de cada región del país. Es, también, necesario que el MINAM impulse a más municipalidades a tener en funcionamiento los “Programas de Segregación en la Fuente y Recolección Selectiva de Residuos Sólidos”, puesto que a la fecha solo 210 municipios de los 1874 existentes vienen implementándolos. Lamentablemente, en el marco de la pandemia por COVID-19, el reciclaje estuvo inactivo temporalmente durante los meses de marzo a mayo. Respecto a esto, a modo de impulsar el reciclaje a nivel voluntario y domiciliario, el MINAM realizó una alianza con el programa de ecoins® Perú programa que consiste en el uso de una moneda virtual que se obtiene por cada foto probatoria del reciclaje realizado con el cual se puede obtener descuentos en la compra de productos de emprendimientos peruanos. Se puede participar en esta iniciativa sin necesidad de pertenecer a un distrito participante del programa de segregación.


En cuanto al contexto internacional, la viceministra del MINAM, Lies Linares, señala que hay una tendencia hacia la economía circular: “en la Unión Europea se ha lanzado el “Pacto Verde Europeo” con el que buscará ser carbono neutral para el 2050, mientras que en América Latina hay países como Colombia o Chile que están trabajando en una hoja de ruta y estrategias para transitar hacia este modelo de crecimiento económico y protector del ambiente[l5] [CLGG6] ” (MINAM, 2020). Cabe añadir que la declaración del Presidente Xi Jinping durante la 75va sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, señala la necesidad de apuntar a la carbono neutralidad para el 2060 mientras que promete intensificar sus Contribuciones Nacionales Determinantes (NDCs por sus siglas en inglés).


Habiendo expuesto lo anterior, cabe resaltar que para lograr una transición exitosa hacia una economía circular depende de todos y todas: del gobierno ejecutivo y legislativo, de las empresas, y de las personas para implementar eficientemente estrategias que reduzcan la generación de residuos sólidos porque el planeta está a su máxima capacidad – hay mucha información respecto a islas de basura en el océano Pacífico. No se debe olvidar que uno de los riesgos más importante que enfrentamos, en la actualidad, aparte de la pandemia por COVID-19, es el impacto del cambio climático sobre nuestro ecosistema, salud y actividades del día cotidiano. Por ello, aunque en lento progreso, se puede apreciar la actitud asertiva de ciertos Estados que reconocen los problemas ambientales creados por una sociedad de consumo y fortalecen su compromiso a través de la adopción de políticas nacionales a largo plazo para implementar el concepto de economía circular. Por último, reflexionar sobre qué sucede con la basura que se genera al desechar algo: preguntarse si el material se puede reusar o reciclar, cuál será su destino final, si hay rellenos sanitarios oficiales en mi ciudad o en otras ciudades, y si no hay… qué sucede.

 

Bibliografía

1. Banco Mundial (2018). Que desperdicio. Una marida actual del futuro de la gestión de residuos sólidos. Obtenido el 20 de setiembre del 2018, del Banco Mundial: https://www.worldbank.org/en/news/immersive-story/2018/09/20/what-a-waste-an-updated-look-into-the-future-of-solid-waste-management


2. Organización Panamericana de la Salud, Asociación Interamericana de Salubridad e Ingeniería Ambiental y del Banco Interamericano de Desarrollo (2010). Reporte de la Evaluación Regional de la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos en Latinoamérica y el Caribe. Obtenido del Banco Interamericano de Desarrollo: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Informe-de-la-evaluaci%C3%B3n-regional-del-manejo-de-residuos-s%C3%B3lidos-urbanos-en-Am%C3%A9rica-Latina-y-el-Caribe-2010.pdf


3. Fundación Ellen MacArthur (2020). La Economía Circular a Detalle. Obtenido de la Fundación Ellen MacArthur: https://www.ellenmacarthurfoundation.org/explore/the-circular-economy-in-detail


4. Departamento del Ambiente. Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco (2018). Economía Circular en la Industria de Vasco. Obtenido en abril del 2018 del Gobierno Vasco: https://eco-circular.com/wp-content/uploads/2018/04/DIAGNOSTICO-ECONOMIA-CIRCULAR-castellano.pdf


5. CNCF. (2019). Política nacional de competitividad y productividad. Lima: Ministerio de Economía y Finanzas – Consejo Nacional de Competitividad y Formalización. Obtenido el 23 de septiembre del 2020, de https://www.mef.gob.pe/contenidos/archivos-descarga/Politica_Nacional_de_Competitividad_y_Productividad.pdf


6. MINAM. (2020). Viceministra Lies Linares: las empresas deben transitar hacia un esquema de producción que impulse la economía circular. [Comunicado de prensa]. Obtenido el 23 de septiembre del 2020, de https://www.gob.pe/institucion/minam/noticias/299547-viceministra-lies-linares-las-empresas-deben-transitar-hacia-un-esquema-de-produccion-que-impulse-la-economia-circular


7. Andina. (2020). Conoce qué es la Huella de Carbono Perú y cómo se calcula. Obtenido el 24 de septiembre del 2020, de https://andina.pe/agencia/noticia-conoce-es-huella-carbono-peru-y-como-se-calcula-814380.aspx


8. MINAM. Programa nacional de segregación en la fuente y recolección selectiva de residuos sólidos. Obtenido el 24 de septiembre del 2020, de http://www.minam.gob.pe/calidadambiental/programa-nacional-de-segregacion-en-la-fuente-y-recoleccion-selectiva-de-residuos-solidos/#:~:text=El%20MINAM%20viene%20implementando%20desde,cadena%20formal%20de%20reciclaje%20y


9. Echegaray, K. (2020). Prioridades en la gestión integral del cambio climático 2020-2021. Obtenido el 24 de septiembre del 2020, de http://www.congreso.gob.pe/Docs/comisiones2020/CE_Cambio_Climatico_-2020-2021/files/200814_ppt-sm-temas-prioritarios-gicc.pdf


10. Dulanto, A. & San Martín, D. (2020). Acuerdos de Producción Limpia en Perú: ¿un verdadero cambio hacia la economía circular?. EnfoqueDerecho. Obtenido el 24 de septiembre del 2020, de https://www.enfoquederecho.com/2020/09/16/acuerdos-de-produccion-limpia-en-peru-un-verdadero-cambio-hacia-la-economia-circular/


11. UNDP. Objetivos de Desarrollo Sostenible. Obtenido el 27 de septiembre del 2020, de https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html


12. Ricardo, E. (2020). ¿Tiene relación la Agenda 2030 con la economía circular?. Ecointeligencia. Obtenido el 27 de septiembre del 2020, de https://www.ecointeligencia.com/2020/03/agenda-2030-economia-circular/


13. ContentLab. (2020). ACUERDOS DE PRODUCCIÓN LIMPIA: UN PACTO POR LA SOSTENIBILIDAD. El Comercio. Obtenido el 27 de septiembre del 2020, de https://elcomercio.pe/especial/perusostenible/planeta/acuerdos-produccion-limpia-pacto-sostenibilidad-noticia-1994967


14. Andina. (2020). Gobierno aprueba “Hoja de Ruta hacia una Economía Circular en Sector Industria”. Obtenido el 28 de septiembre del 2020, de https://www.andina.pe/agencia/noticia-gobierno-aprueba-hoja-ruta-hacia-una-economia-circular-sector-industria-785545.aspx