Oportunidad laboral para los recién egresados de la Universidad

Por: Brandon Cesar Lopez Rojas, Willians Alexander Yujra Vizcacho, Ana Paula Flores Chavez


El 1 de Mayo se celebró el Día Internacional de los Trabajadores, día que se conmemora desde 1889 tras la lucha de los obreros sindicalistas de Chicago en pro de sus derechos laborales. Por tal motivo, el presente artículo se centra en materia de vida laboral y el objetivo prioritario es identificar las variables influyentes que permiten a los jóvenes egresados universitarios tener mayores posibilidades de insertarse fuertemente en el mercado laboral.


Contexto


La evidencia empírica en Latinoamérica señala que los recién egresados encuentran cada vez más difícil encontrar un empleo, y aquellos que finalmente encuentran uno acaban confinados a empleos de baja remuneración o sin los beneficios básicos de un empleo formal (Vedder, 2013; Abel, 2014; Yamada, 2015). Esta realidad no es ajena a la que atraviesa el Perú principalmente por la alta tasa de trabajos informales. Además, hay que tomar en cuenta que la cantidad de profesionales ha aumentado en gran medida y esto dificulta el camino de los egresados a la consecución de su primer empleo. En ese sentido, el contexto obliga a una mejor preparación por parte de los jóvenes y a ser más perseverantes en la consecución de su primer empleo.


Variables influyentes


En primer lugar, los empleadores buscan contratar a los «mejores candidatos» para el puesto de trabajo en demanda y el recurso más simple que tienen para registrarlos, sin la necesidad de una entrevista, es observando su desempeño académico en la universidad a través del orden de mérito y/o historial de notas del universitario (Torres, 2019, p.4). Tal como menciona el autor, el hecho de haber sido un buen estudiante en cuestión de desempeño favorece, pero hay que precisar que no garantiza la contratación o al menos no, con el salario más alto o alguno de los más altos en caso el postulante anhelarlo. Esto debido a que en ese grupo donde suele haber universitarios competentes, hay otros que lo son más y por tanto, lo que marca la diferencia en este punto es el conformismo contra la ambición sana de seguir preparándose.


En segundo lugar, otro aspecto a considerar es la universidad de procedencia. Este argumento toma más validez cuando observamos que los egresados de universidades consideradas de mayor calidad permanecen menos tiempo dentro del desempleo que sus pares provenientes de las de menor calidad. (Torres, 2019, p. 76). Siendo verdad lo recientemente mencionado, hay que conocer cuáles son las 5 más prestigiosas del Perú. Para el diario «La República», orden respectivo es el siguiente: Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Universidad Nacional Agraria La Molina. Sin embargo, se recomienda a los jefes no menospreciar o encasillar a postulantes provenientes de Universidades de provincia porque también salen muy buenos profesionales de allí, competentes y con grandes aspiraciones profesionales.


En tercer lugar, según la empresa líder en recursos humanos de España Ranstad (2017) destaca que el conocimiento de idiomas aumenta un 37% las posibilidades de acceder a un empleo. Esto se debe a que nos encontramos en un mundo globalizado donde se suele trabajar con datos estadísticos escritos en otras lenguas o interactuar presencial o virtualmente con personas o instituciones importantes que exigen principalmente el dominio del Inglés. Por ello, también es imprescindible que un egresado en caso de tener grandes metas profesionales tenga certificación de esta lengua tan demandada.


Finalmente, según un estudio de Biggeri, Bini y Grilli (2001) donde se estudia los factores que afectan la transición universidad-trabajo, los resultados mostraron que la transición universidad-trabajo es especialmente afectada por factores como el género (a favor de los hombres) y la experiencia laboral previa (haber tenido prácticas laborales durante la universidad). Sobre el primer punto que mencionan los autores es muy cierto porque según otro estudio realizado por Vargas (2014) se afirma que de esta manera, se aplica una discriminación sutil por parte de las instituciones al momento de la contratación, estos pueden ser: valoraciones distintas al trabajo de las mujeres vs. el de los hombres, estereotipos de géneros, etc. Por tal motivo, es necesario que los jefes también cambien ciertos prejuicios sobre el valor del desempeño de las mujeres porque ellas también son muy competentes y porque además, estas situaciones no pueden seguir ocurriendo en un mundo donde se pretende alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 «Igualdad de Género».


Asimismo, hay que precisar que la variable 𝑝𝑟á𝑐𝑡𝑖𝑐𝑎𝑠 es una variable cuantitativa que representa el número de meses de experiencia laboral previa a terminar sus estudios universitarios. Sobre esto, de igual modo se recomienda a los egresados antes de postular a un empleo, llevar algunos meses de prácticas para que esto no sea un problema.


Rol del Estado para fomentar el trabajo de los jóvenes en el Perú


Es bien sabido que el Estado a través de sus organismos tiene el deber de fomentar el trabajo, una de las últimas acciones realizadas, en este caso, por el Poder Legislativo fue la Ley 31396 que tuvo la finalidad de reconocer las prácticas preprofesionales y profesionales como experiencia laboral, situación que resulta positiva para miles de jóvenes que realizan sus prácticas y es un gran paso para frenar el requisito de exigir experiencia en un centro de trabajo.


Reflexiones finales


Es claro que el inicio de la vida laboral para un recién egresado de la universidad es la parte más complicada porque requiere de paciencia y preparación en un contexto complejo como lo es la realidad peruana. Sin embargo, esto nos deja reflexiones y recomendaciones interesantes para los futuros egresados y empleadores, para estos últimos se aconseja no subestimar el desempeño de las mujeres ni el de los egresados de universidades de provincia porque ambos grupos cuentan con habilidades competentes y porque nos encontramos en un mundo donde la integración de todos debe ser un hecho. Asimismo, para los jóvenes se les recomienda llevar prácticas laborales previas y certificar su dominio de lenguas extranjeras y cursos acordes a su carrera profesional porque todas estas variables unidas ayudarán a su fuerte inserción al mercado laboral.


Referencias


Torres, D. (2019). La inserción laboral de los recién egresados universitarios en el Perú. Tesis para optar el título de licenciado en Economía.

file:///C:/Users/hp/OneDrive/Documentos/LA%20CARRERRA/MENTE%20D%20EXIT/DOCS%20UPY/TORRES_DIEGO_INSERCION_LABORAL.pdf


Normas legales. Ley N° 31396, Ley que reconoce las prácticas preprofesionales y prácticas profesionales como experiencia laboral y modifica el decreto legislativo 1401. 18 de enero del 2022.

file:///C:/Users/hp/OneDrive/Documentos/LA%20CARRERRA/MENTE%20D%20EXIT/DOCS%20UPY/ley-que-reconoce-las-practicas-preprofesionales-y-practicas-ley-n-31396-2031731-2.pdf


Diario La República (2022). ¿Cuáles son las 10 mejores universidades del Perú, según ranking de Sunedu?.

https://larepublica.pe/sociedad/2022/03/30/cuales-son-las-10-mejores-universidades-de-peru-segun-sunedu/


Randast (2017). El conocimiento de idiomas aumenta un 37% las posibilidades de encontrar empleo.

https://www.randstad.es/nosotros/sala-prensa/el-conocimiento-de-idiomas-aumenta-un-37-las-posibilidades-de-encontrar-empleo/